Como nos dice Soledad Gallego-Díaz ("Banales deportaciones", El País Ideas domingo 15 mayo) "La conversión de los refugiados en personas sin derechos constituyó en la primera mitad del siglo XX una ruptura moral histórica y lo vuelve a constituir ahora, en circunstancias distintas, pero con las mismas implicaciones. Negar sus derechos a los refugiados que han llegado o van a llegar a Europa, hacerlo como si fuera algo intrascendente, banal, abrirá paso a las peores dinámicas".

Pero ante esta crisis humanitaria, política y de derechos humanos, que nos lleva a esa ruptura moral, los Gobiernos europeos renuncian a asumir sus responsabilidades, renuncian a cumplir la Convención de Ginebra de 1951 y la propia legislación europea en materia de asilo. 


Por eso la plataforma SOS Refugiados-Europa a la Deriva, de la que forma parte esta Federación ha aprobado un Manifiesto que presentó el pasado día 11  con el que se pretende concienciar del lema "Refugio por Derecho" y tras la realización de distintos actos confluir en concentraciones el próximo día 20 junio, Día Mundial del Refugiado

 

Manifiesto Refugiado por Derecho