La Conferencia Mundial de los Derechos Humanos de Viena en 1993, supuso un gran avance en la concepción, explicación e interpretación de la Doctrina al actualizar el carácter de universalidad, indivisibilidad e interdependencia de todos los derechos humanos para todos los seres humanos.  El nuevo enfoque bajo una visión universal, fruto del consenso y del espíritu de cooperación y solidaridad, son un reto para la Comunidad Internacional  y la clave de referencia para los miembros de la Federación.

La Federación entiende que la Libertad, la Justicia y la Paz en el mundo  tiene por base el reconocimiento de la dignidad intrínseca  y de los derechos iguales e inalienables de todos los miembros de la familia humana. No puede realizarse  el ideal del ser humano, liberado del temor y la miseria, a menos que se creen las condiciones que permitan a cada persona gozar tanto de sus derechos civiles y políticos como de sus derechos económicos sociales y culturales. De esta forma todos los pueblos del mundo podrán acceder al disfrute pleno de sus libertades y a la potencialidad de su diversidad cultural.

Las actuaciones de la Federación parten de los siguientes principios:

  1. El objetivo general de desarrollar y consolidar la Democracia y el Estado de Derecho, así como el respeto de los derechos humanos y las libertades fundamentales forman parte y contribuyen a la cooperación al desarrollo.
  2. Los principios democráticos se inscriben en el respeto de los principios de la universalidad e individualidad de los derechos humanos que contribuyen la piedra angular del sistema internacional global de la convivencia.
  3. La interdependencia de todos los derechos humanos, el progreso del desarrollo económico social y de la realización de los derechos civiles y políticos, se apoyan mutuamente.
  4. Este enfoque positivo debería de traducirse en la ejecución de apoyo a los procesos de democratización, mejora del Estado de Derecho y desarrollo de una sociedad civil pluralista  y democrática, así como en la aplicación de medidas de confianza destinadas a prevenir conflictos, apoyar los esfuerzos de paz y luchar contra la impunidad.